Google Glass dará libertad a enfermos

por David Feb 17, 2014

Sarah Brendle

Las Glass no pretenden ser sólo unas gafas, quieren llegar mucho más lejos y ayudar a personas para que su vida sea más fácil. Este es el caso de Sarah Brendle, una mujer entrevistada por el periódico The Morning Call de Pennsylvania.

Sarah padece esclerosis lateral amiotrófica, la misma enfermedad que sufre en estado avanzado el famoso científico Stephen Hawking. Ésta enfermedad degenerativa provoca una parálisis muscular progresiva y a día de hoy no tiene cura. A Sarah le fue diagnosticada con algo más de treinta años y aunque ahora con cuarenta todavía puede moverse y andar, ve las Glass como una herramienta con la que hacer más llevadera en el futuro su enfermedad, que aunque se desarrolla lentamente, llegará el momento en que le cause dificultades.

Las Glass han llegado a sus manos gracias a la fundación ALS de Filadelfia y mediante Alisa Brownlee, asistente tecnológica de dicha fundación. Alisa se encarga de proporcionar las Glass que han obtenido mediante el programa Explorer de Google a personas enfermas a fin de recibir ideas para mejorarlas orientándose a éste sector.

Anteriormente hemos tenido noticias y aplicaciones para médicos y enfermeros, seguro que ahora surgen muchas más para ayudar a los propios enfermos. Comandos que permiten realizar llamadas por voz, redactar mensajes, sacar fotos o activar diferentes electrodomésticos son posibles con el prototipo de Google y aunque hay barreras que todavía hay que romper vamos en buen camino. Uno de los problemas que comenta Sarah Brendle es que su enfermedad en estado avanzado puede incluso quitar la capacidad del habla, que junto a la inmovilidad en brazos impediría la utilización del dispositivo. Este es uno de los comentarios que se hará llegar a Google para que lo tenga en cuenta para futuras ideas.

Stephen Hawking

Lo mejor de todo es que con el descenso gradual de los precios en móviles y tecnología en general, sistemas como este van haciéndose accesibles a cada vez más enfermos. Los sistemas existentes ahora mismo son muy caros, existen por ejemplo rayos infrarrojos que detectan el movimiento de la pupila permitiendo al enfermo escribir en el ordenador. El ejemplo más claro es la silla de Stephen Hawking, en ella se incorpora un ordenador que mediante programas de síntesis de voz le permiten comunicarse. El precio de estos aparatos es elevado y no es accesible a todo el mundo. Esperemos que con el tiempo las Glass puedan ayudar a todas estas personas.

¿Se te ocurre alguna enfermedad en la que las Glass pudieran ayudar?

Fuente:mcall.com

Sarah Brendle medicina stephen hawking
comments powered by Disqus